¿Te atreves a Soñar?

¿Te atreves a Soñar?

¿Te atreves a Soñar?

Estreno mis comentarios y mi espacio con este famoso video de Matti Hemmi.  Un libro que me sirvió de inspiración, aunque éste se queda corta sin el esfuerzo, el diseño del plan y, por supuesto, sin la mano de todos aquellos que me animaron, empujaron y creyeron en mi. Incluyo a mi familia, sobre todo a mis hijas que han soportado muchas AUSENCIAS aún estando al lado mío, a mi tutor Antonio Bonilla, a mi maestro Manu García, a mi tocaya Olga Godó, a Jerzy y Yoli, al Dr. Iborra. Dr. Guillermo Rodriguez,  y al Instituto Avanfi, que me dieron mi primera oportunidad en solitario, etc.

Me atrevo a comentar, incluso, que éste proyecto habría sido imposible SOÑARLO sin el esfuerzo de aquellos que, al no hacerlo, al no confiar o compartir mi visión, me ‘mandaron’ al camino forzoso de caminar sola, de intentarlo sola, una vez más.

¡Confío que ésta sea la definitiva!. ja ja ja

 

Y yo ahora, pretendo ayudar a todas esas personas que necesitan mejorar también sus propios proyectos, negocios, su imágen.

Son más de 20 años de EXPERIENCIA gestionando contenidos, mejorando y simplificando procesos, estructurando información para el público interno y externo, basándome más en el sentido común, en el olfato y, sobre todo, en el contacto con la gente, con los clientes, con mis compañeros. Escuchándoles, intentando mejorar el trabajo diario, simplificádonos las cosas, ayudándonos.

A veces me faltaron herramientas, otras fuerzas, en ocasiones tiempo …, puntualmente TODAS. Pero de las carencias he hecho experiencia, aprendizaje, gestión del tiempo y vuelvo a intentarlo. Aquí estoy, REINVENTÁNDOME para iniciar ahora este VIAJE en solitario y para acercarte con toda humildad TODA mi experiencia, KNOW HOW y ESCUCHA.

¡Espero poder ayudarte y recorrer el siguiente capítulo de la mano!

Termino haciendo alusión a la foto que antecede estas líneas. El David de Michelangelo, y una frase suya

I saw the angel in the marble and carved until I set him free.
Ví un ángel en el mármol, y esculpí hasta dejarlo libre

Un saludo,

Olga Villanueva

 

No Comments

Post A Comment